Mitos y Novedades en la Historia de México
Por: Jesús Vázquez Trujillo

“El dolor de una hija”

Julia Carranza.jpg

                        Julia Carranza Salinas, hija de don Venustiano Carranza

 

El 21 de mayo de 1920, el presidente Venustiano Carranza es emboscado y asesinado en una ranchería, ubicada en el municipio poblano de Tlaxcalantongo.

 

Al enterarse del cobarde asesinato, el general Álvaro Obregón declaró que iba a formar una comisión investigadora que castigara a los responsables del magnicidio, del Presidente Venustiano Carranza, sin embargo esa “comisión investigadora” nunca se formó.

 

Todos los amigos y familiares de don Venustiano, sabían que el general Álvaro Obregón había sido el autor intelectual del crímen.

 

Es por ello, que Virginia y Julia Carranza Salinas, las hijas que don Venustiano había procreado en su primer matrimonio con Virginia Salinas, le enviaron una escueta carta al general Obregón, en la que indirectamente lo culpaban de la muerte de su padre.

 

La misiva decía: ¡Se ha ganado usted, dos enemigas de por vida! Virginia y Julia Carranza.

 

A pesar de haber recibido esa escueta, pero determinante carta, el general Álvaro Obregón tuvo el cinísmo de presentarse en el velorio de don Venustiano.

 

Por lo que al verlo entrar, Virginia estalló bañada en lágrimas y gritó: ¡No quiero ver aquí, al asesino de mi padre!

 

Largando a puntapies al general Obregón, hasta que su esposo el general Cándido Águilar Vargas la pudo tranquilizar.

"El Día de las Madres en México"

Un mexicano en la gran Guerra Europea 1914-1917

Porqué la Unión Americana festeja el 5 de Mayo?

El estadounidense que financió la revolución mexicana