El estadounidense que financió la revolución mexicana

Sherburne Gilette Hopkins.jpg

Sherburne Gilette Hopkins 1867 – 1932, Abogado y empresario estadounidense que financió la Revolución Mexicana

 

El abogado Sherburne Hopkins, financió la revolución en México, apoyando y teniendo una amistad personal con Francisco I. Madero.

 

Por ello, apoyó con dinero y armas la revolución maderista para derrocar al presidente Porfirio Díaz.

 

En 1910, Madero contrató los servicios de Sherburne Hopkins por $50,000,00 construyendo una compleja organización de contrabando y tráfico de armas para que éstas llegaran sin problema a las tropas maderistas que se encontraban en Ciudad Juárez.

 

Y con su influencia y conexiones políticas, consiguió que el presidente William Howard Taft, apoyara a Francisco I. Madero, además de trabajar para los revolucionarios, Hopkins era un informante de los servicios de inteligencia estadounidenses.

 

Además de ofrecer información a los accionistas de empresas estadounidenses, instaladas en México, por lo que la revolución mexicana, fue el negocio más redituable que Sherburne Hopkins realizó en toda su vida.

 

El servicio de comunicación de Hopkins era muy eficaz, ya que evadía la vigilancia del gobierno porfirista.

 

El buen trabajo de Sherburne Hopkins, se vio interrumpido por la traición a

Francisco I. Madero, orquestada por el embajador estadounidense Henry Lane Wilson y por el general Victoriano Huerta.

 

Tras la muerte de Madero, Hopkins comenzó a tráficar armas en apoyo al ejército constitucionalista, comandado por Venustiano Carranza.

 

Utilizando todo su poder e influencia política, para despertar el odio del presidente Thomas Woodrow Wilson en contra de Victoriano Huerta y de Henry Lane Wilson, quienes caerían en el desprestigio y la desgracia.

 

Desafortunadamente, en 1914, el despacho de Hopkins fue asaltado, sustrayéndose toda la información clasificada de los negocios que tenía con Venustiano Carranza y Francisco Villa, siendo vendida a los principales periódicos estadounidenses, lo que hizo que Sherburne Hopkins, quedara totalmente desprestigiado ante la opinión pública estadounidense.