EL DÍA EN QUE LUIS ECHEVERRÍA DECLARÓ  QUE GUANAJUATO ES LA CIUDAD MÁS HERMOSA DE MEXICO Y DEL MUNDO

Por Leopoldo Cano Barajas


La ciudad de Guanajuato fue declarada la Ciudad Más Bonita de México con los votos de México Travel Awards. Este nuevo  reconocimiento se suma a tantos otros que la han galardonado en su devenir histórico.

En las Efemérides Guanajuatenses del padre Lucio Marmolejo, se hace referencia a las elocuentes descripciones que de esta capital, hicieron las plumas de ilustres viajeros como Don Juan de Dios Fernández de Sousa, el Barón Alejandro de Humboldt o Sir William Davis Robinson.

Un Presidente de la República también hizo público reconocimiento de la belleza  de nuestra capital, hoy Patrimonio de la Humanidad.

Fue en el año de 1975, penúltimo del sexenio del entonces Presidente de la República, Luis Echeverría Álvarez y segundo del gobierno de Luis H. Ducoing.

El acto culminante de la gira presidencial a Guanajuato era una reunión con los grupos representativos de la población, en el Teatro Cervantes. Huelga decir que la asistencia era predominantemente priista.

Luego de los discursos del alcalde y del gobernador, tocó el turno al Presidente Echeverría.

Tras el saludo de cortesía el Primer Mandatario dijo: “Me siento muy agradecido porque me reciben en esta hermosa ciudad, la ciudad más hermosa de México y…porqué no decirlo, del mundo”

Una cerrada ovación del público interrumpió el mensaje del Presidente, que tras algunos minutos de aplausos, pudo continuar con su discurso.

119553720_3370459506376160_3915910110566264317_n.jpg
TEATRO CERVANTES.jpg
lUIS eCHEVERRIA.jpg

El Epazote

Origen-del-epazote-1280x720.jpg
EL CHILCUAGUE

EL CHILCUAGUE

EL GIRASOL

EL GIRASOL

Su nombre proviene del náhuatl “epazotl”, crece en suelos arenosos cerca de ríos o lagos. En México su uso se remonta a la época prehispánica. Se caracteriza por tener un olor fuerte y con hojas de un color verde muy vivo que pueden medir de 3 a 10 centímetros de largo y de 1 a 5 centímetros de ancho. Es un antiparasitario natural, elimina parásitos del estómago, mejora la digestión y combate el estreñimiento. Posee propiedades calmantes y relajantes. En infusión se utiliza para tratar problemas estomacales como diarrea, vómito y dolor. Ayuda a tratar la gripe y la tos, ya que es bueno para limpiar las vías respiratorias. Aplicado directamente en la piel ayuda a reducir la irritación provocada por las picaduras y tiene propiedades cicatrizantes. Alivia los cólicos menstruales. En mascarillas ayuda a limpiar y suavizar la piel.