Piden se asesore a los afectados del Parque Industrial PILBA

slide_WhatsApp_Image_2020-03-05_at_11.58

Guanajuato, Gto.                                 03 de Junio de 2021

La diputada María Magdalena Rosales Cruz y el diputado Enrique Alba Martínez integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Morena presentaron un punto de acuerdo para exhortar al Gobernador del Estado de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, para que brinde atención, asesoría y acompañamiento a las y los afectados por el Parque Industrial PILBA, con la finalidad de que se dé pronto y cabal cumplimiento a los compromisos adquiridos por las empresas Banterra y Artha Capital para con las personas afectadas.

El diputado Enrique Alba Martínez manifestó que, en el año 2012, la empresa Banterra S.A. de C.V., acompañada por el Gobierno del Estado, comenzó a organizar reuniones con los propietarios de una serie de terrenos en la ciudad de León, que suman una superficie de aproximadamente 435 hectáreas, con la finalidad de construir lo que hoy es el parque industrial León-Bajío PILBA.

Agregó que, luego de varias reuniones entre propietarios, empresarios y representantes del entonces gobernador Miguel Márquez Márquez, se establecieron varios compromisos, entre los que se encontraban: que el proyecto del parque industrial no afectaría a nadie; que el gobierno estatal garantizaría que las empresas que invirtieran en el desarrollo industrial cumplieran con las obligaciones pactadas con los propietarios; que, mediante servicios públicos de la mejor calidad, se promovería el desarrollo de cada una de las localidades en las que se estableció el parque industrial y que al interior del parque industrial PILBA se construiría un centro de capacitación para los trabajadores de las empresas que se instalaran en el mismo, esto mediante el Instituto Estatal de Capacitación.

En ese sentido, manifestó que Banterra S.A. de C.V. celebró un contrato de fideicomiso con Grupo Financiero Scotiabank Inverlat, al que luego adhirió a los propietarios de los terrenos en cuestión para poder comprar o permutar sus tierras y que la adhesión fue aceptada por los campesinos debido a que se les prometió que se les iban a pagar cada una de las escrituras de las tierras cambiadas, los gastos derivados de las compraventas, así como la reconexión de servicios públicos en sus nuevos predios.

Sin embargo, Banterra S.A. de C.V. cedió los derechos del fideicomiso con el que se construyó el parque PILBA a una filial de Artha Capital, propiedad de Germán Ahumada, misma que decidió desconocer dichos compromisos y dejar en el desamparo a los afectados por el parque industrial en mención.

“Hoy en día, todos estos compromisos han quedado en el olvido, aun cuando han pasado más de 8 años desde que se obtuvieron los terrenos que el gobierno estatal y la empresa Banterra requerían para concretar el proyecto del parque PILBA, así como que en junio se cumplirán 2 años de la inauguración de éste, en la que participó el gobernador del estado Diego Sinhue Rodríguez Vallejo”, dijo.

Agregó que, los afectados por el proyecto denuncian que más de 40 antiguos propietarios de dichos terrenos aún no reciben las escrituras ni los servicios públicos a los que se obligó la empresa inversionista a cambio de permutar su terreno.

Alba Martínez consideró urgente evitar que esta situación replique lo sucedido en 2005 con el ejido de Nápoles en el que se construyó el Puerto Interior de Guanajuato sin indemnizar a los propietarios, afectándolos hasta 2019, cuando los tribunales obligaron al gobierno a pagar los millones que debían a los antiguos ejidatarios.

“Consideramos que es importante exhortar al Gobernador del Estado para que ponga el interés del pueblo de Guanajuato por delante del de las grandes empresas transnacionales que despojan a la ciudadanía de sus medios de vida, orillándolos a la pauperización”, finalizó.

La obvia resolución solicitada por los iniciantes no fue aprobada, por lo que la propuesta se turnó a la Comisión de Desarrollo Económico y Social para su estudio y dictamen.