La biblioteca de la UG; 190 años de compartir su acervo bibliográfico con la sociedad

Foto 2 1938.jpg

* Se cumplen 190 años de compartir el acervo bibliográfico de la UG con la sociedad  

 

-En 1831, el entonces Colegio de la Purísima Concepción abrió las puertas de su biblioteca  

 

Guanajuato, Gto.,                     20 de enero de 2021

El 20 de enero de 1831, luego de recibir los libros que integraban la biblioteca pública municipal, el Colegio de la Purísima Concepción -hoy Universidad de Guanajuato (UG)-, puso a disposición del público el acervo de esta Casa de Estudios.  

Desde sus inicios, como Hospicio de la Santísima Trinidad, la institución comenzó a conformar su biblioteca, con libros de los primeros jesuitas que fungieron como profesores.  

Se sabe que para 1767 el entonces “gabinete de lectura” contaba con 6,395 libros y los identificaba una anotación manuscrita que decía “Es del Colegio de la Compañía de Jesús de Guanajuato”. Gracias a diferentes donaciones y apoyos, el gabinete se transformó en una biblioteca pública, misma que comenzó a operar el 1º de diciembre de 1825, pero abrió sus puertas a la sociedad hasta 1831.  

De acuerdo con datos del Archivo General de la Universidad de Guanajuato, la biblioteca pública del Colegio de la Purísima Concepción se fundó en el lugar que hoy ocupa el museo Museo Alfredo Dugès, en el emblemático Edificio Central ubicado en la ciudad de Guanajuato, y en donde los propios estudiantes fungían como bibliotecarios a cambio de una erogación que les servía para su sostenimiento.  

El traslado del acervo de la biblioteca municipal a la casa educativa se dio como parte de las gestiones que realizó el Licenciado Carlos Montes de Oca, tanto como gobernador del estado de Guanajuato como Inspector de Instrucción Pública, para reabrir e impulsar al Colegio de la Purísima Concepción, luego de la dura etapa que se vivió en la institución durante la lucha por la Independencia de México.  

Posteriormente, en el año de 1938, siendo ya Colegio del Estado, la biblioteca se amplió nuevamente, con nuevos salones de lectura.   

   

Mientras que poco antes de 1945, la biblioteca pasó a ocupar el espacio del actual Salón del Consejo General Universitario. Años después al ser trasladada a la Unidad Belén -en 1962- fue como se transformó en la que es hoy la Biblioteca Armando Olivares Carrillo. La expansión bibliotecaria para la universidad no quedó ahí pues en 1975 se comenzó a construir la actual Biblioteca Central de la UG, ubicada en la Calle del Truco.   

 

De esta manera es que desde los orígenes de la Universidad de Guanajuato y hasta el presente, su valioso acervo bibliográfico continúa a disposición de la sociedad en cada una de las bibliotecas que forman parte de esta institución educativa.   

 

Actualmente, el acervo impreso de la Casa de Estudios está integrado por 690, 951 volúmenes, 352, 551 libros electrónicos, además de revistas especializadas, bases de datos, videos y otros recursos digitales.